martes, 8 de abril de 2014

Cementerio emblemático


MEDIO SIGLO EN COMPAÑÍA DEL ÁNGEL

A fines de la década del cincuenta del siglo pasado, la capacidad del Presbítero Matías Maestro había llegado a su tope. Se volvió entonces imperiosa la construcción de un nuevo camposanto para la capital. El 27 de junio de 1959 ello se hizo realidad. En un comienzo se erigieron 4 mil nichos de mármol y se habilitó igual número de tumbas bajo el suelo.
 
Con el tiempo, se construyeron nuevos pabellones. Lo invariable es la portada con un gran mural de Fernando de Szyszlo y una escultura de Joaquín Roca Rey. El diseño arquitectónico fue liderado por Luis Miró Quesada Garland.





LUIS JAIME CISNEROS